Este blog es un hobby sin ánimo de lucro ni publicidad, y obtiene su información de internet, si algo es tuyo y quieres que se modifique o se elimine, mándanos un correo a noticiastwins@hotmail.es

lunes, 22 de mayo de 2017

BODA DE PIPPA MIDDELTON Y JAMES MATTHEWS



Las seis claves que aún no conoces de la boda 'royal style' de Pippa Middleton

El precio del traje de novia (joyas incluidas), el gurú detrás de que todo saliera perfecto o los millones que mueve el novio a diario en su trabajo... Te desvelamos todos los detalles

Foto: Pippa Middleton y James Matthews recién casados.
Pippa Middleton y James Matthews recién casados.

Tiempo de lectura5 min
El juego de palabras era demasiado fácil para no caer en la tentación. Por lo que hasta los rotativos británicos más serios, entre ellos 'The Times', la venían anunciando como “la boda del trasero”. Entre 'year' (año en inglés) y 'rear' (retaguardia) tan solo varía una letra y, al fin al cabo, fueron sus posaderas las que la convirtieron en la dama de honor más famosa del mundo en 2011. No en vano, la 'Pippa Middleton Ass Appreciation Society' (Sociedad de Admiradores del trasero de Pippa Middleton) acumula más 200.000 seguidores.
Este sábado, la hermana de la duquesa de Cambridge se casaba con el millonario James Matthews protagonizando una boda que, según los medios ingleses, podría haber tenido un coste de entre 300.000 y 500.000 euros. Teniendo en cuenta que el anillo de pedida, un diamante de estética art déco de Asscher, está valorado en 235.000 euros, la cifras encajan.

El novio, el soltero más cotizado de Londres

El novio, que tiene ocho años más que Pippa, de 33 primaveras, es el director ejecutivo de Eden Rock Capital Management, un fondo de cobertura que fundó en 2001 y que en 2007 ya gestionaba inversiones por valor de más de 1.200 millones de euros. Y todo sin pasar por la universidad. En 2015 -el último año en el que las cuentas están disponibles públicamente- los tres socios dividieron beneficios de 1.700 millones de euros.
Cuenta con casa de 20 millones de euros en el exclusivo barrio de Chelsea y avión privado valorado en más de 3,5 millones de euros. Lo del coche de lujo con conductor se da por hecho. Faltaría más.
En definitiva, Pippa –o la hermanísima como se la conoce en Reino Unido- va a vivir como una reina o incluso mejor porque, a diferencia de su hermana Catalina, va a poder disfrutar de una vida de lujos sin tener que soportar además el peso de la corona.

Los 45.000 euros del outfit de Pippa

Las predicciones meteorológicas anunciaban lluvia, pero a medio día el sol dio un respiro y Pippa hacía su entrada triunfal en un Jaguar descapotable de 1951 en compañía de su padre y padrino Michel.
Pippa en el Jaguar descapotable.
Pippa en el Jaguar descapotable.
La novia lució un diseño de Giles Deacon de manga corta con cuello cerrado plagado de pequeñas flores en forma de encaje. Según su creador, favorito en todas las apuestas, estaba inspirado en un modelo de la película 'El gatopardo' de Visconti. El velo fue del también británico Stephen Jones, la tiara del joyero Robinson Pelham y los zapatos customizados con detalles de perlas de Manolo Blahnik.
En definitiva, un outfit que podría rondar los 45.000 euros. La cifra la repitió dos veces con asombro el presentador de informativos de Sky que no pudo reprimir su estupor cuando la reportera de la cadena entraba en directo para hablar del gran evento.

En la sombra, el gurú de los Beckham

Desde primera hora de la mañana, televisiones de ambos lados del Atlántico y un centenar de curiosos y fans de los royals se dieron cita en Saint Mark's, la parroquia de Englefield elegida para la ocasión. Por cierto, que las malas lenguas aseguran que hasta el reverendo Nick Wynne-Jones, que ofició el servicio religioso, tuvo que firmar un acuerdo de confidencialidad.
Para que todo transcurra a la perfección, los novios contrataron a la gurú de las relaciones públicas, Jo Milloy, la misma que lleva la imagen de David y Victoria Beckham.
La duquesa de Cambridge con su hija.
La duquesa de Cambridge con su hija.

El misterio detrás de Meghan Markle

Mientras que llegaban los invitados todos se hacían la misma pregunta: ¿dónde está Meghan Markle? La posible presencia de la novia del príncipe Enrique había generado gran expectación. Pero finalmente el hijo menor de Lady Di se presentó solo en compañía de su hermano Guillermo.
Cierto es que la regla era “no ring, no bring”, o lo que es lo mismo, no podían ser testigos del 'sí, quiero' aquellas parejas que no estuvieran casadas o comprometidas. Parecía que con la actriz se iba a hacer una excepción, pero finalmente aquellos que se relamían con lo que habría supuesto su presentación oficial se quedaron con las ganas.
Los hermanos. (Foto: EFE)
Los hermanos. (Foto: EFE)
Francamente, la americana acertó porque, de otro modo, habría sido despellejada por los crueles tabloides que le habrían echado en cara robar el protagonismo a la novia. No en vano, algunas portadas del sábado ya amanecieron comparando las 'posaderas' de una y otra.
En cualquier caso, según los rotativos, la intérprete sí estuvo presente en la fiesta posterior al enlace donde se sumaron 200 invitados a los 100 que tuvieron el privilegio de estar en la parroquia.

Pulserita de acceso para los vecinos

Pero, aparte del vestido, había otro accesorio esencial: la pulsera de plástico. No muy cool, cierto ello, pero esencial para aquellos vecinos de la zona que querían entrar en sus propias casas. Tanto la familia Middleton como la policía hicieron todo lo que estaba en sus manos para asegurarse de que nadie que no tuviera invitación pudiera acercarse a las proximidades. El permiso para volar por la zona también quedó cancelado para evitar que los paparazzi capturaran más de la cuenta.

The Manor House

Michael y Carole vendieron su anterior vivienda, Oak Acre, por casi dos millones de euros "porque era demasiado visible al paso de peatones" y adquirieron The Manor House. Se trata de una mansión de estilo georgiano, comprada en 2012 por 4 millones de euros. Cuenta con 180 mil metros cuadrados de parcela, piscina, pista de tenis y hasta una nueva construcción anexa para albergar al personal de seguridad.
Fue en el terreno contiguo al jardín a la casa donde se instaló una gran marquesina de cristal valorada en 117.000 euros traída ex profeso desde Bélgica. No faltó champagne, caviar y whisky escocés.
Una boda de cuento que terminó con una gran pregunta. ¿Conseguirán casar igual de bien los Middleton a su único hijo varón, James?

http://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2017-05-21/pippa-middleton-todos-detalles-que-no-conoces-boda-james-matthews_1385780/

No hay comentarios:

Publicar un comentario