Este blog es un hobby sin ánimo de lucro ni publicidad, y obtiene su información de internet, si algo es tuyo y quieres que se modifique o se elimine, mándanos un correo a noticiastwins@hotmail.es

viernes, 24 de febrero de 2017

LOS REYES SON RECIBIDOS EN EL PALACIO REAL POR EL PRESIDENTE Y LA PRIMERA DAMA DE ARGENTINA







Ya está. La visita de Mauricio Macri y su esposa a España  ha terminado. Anoche, en el Palacio de El Pardo, el mandatario argentino y Juliana Awada daban una cena, como anfitriones, en honor de los Reyes. Si bueno, es difícil de entender. El Pardo es Madrid, pero durante estos tres días ha pasado a ser territorio argentino, y en todas las visitas de estado, los mandatarios de los países invitados, se despiden con este tipo de cena.
Pero vamos, que en este viaje los dos departamentos de protocolo, tanto el de la Casa Real española como el de la Presidencia de la República de la Argentina, no han debido tener ni medio segundo para charlar un ratito. Si ya me sorprendió que en la ceremonia de bienvenida, la Reina y la Primera Dama argentina coincidieran en el color, lo de ayer no puedo entenderlo. O alguien no hizo ni caso al ‘dress code’ o no les dijeron cuál era. Mientras que doña Letizia eligió un vestido de cocktail, Juliana vistió de largo, tampoco era de gala, pero es que las dos juntas eran un verdadero despropósito.




Vamos a analizarlas por separado. Empezamos por la invitada, Juliana Awada. Primero, mis disculpas a la primera dama argentina. El vestido de ayer por la mañana en ARCO no era de Gucci, es decir, mi frase de que siempre va vestida en el extranjero de un diseñador de su país es real. El ‘look’ era de la firma argentina,  ‘Menage a trois’.
Para la cena de despedida en El Pardo, la primera dama argentina eligió un ‘look’ muy ‘gipsy’. No es mucho mi estilo, no me van los vestidos que no se sabe bien por dónde empiezan y donde acaban. Se tratada de una prenda cruzada, con mangas de volantes y una gran abertura en la falda, lo que dejaba ver las impresionantes piernas de Juliana. Me han gustado mucho los salones plateados con los que combinó el vestido y los pendientes XXL. Pero vamos, que yo veo este ‘look’ más para una noche de verano en Marivent, que para una cena de despedida en El Pardo.





Por su parte nuestra Reina brilló, aunque tal vez en exceso. Doña Letizia eligió un vestido corto (que es lo que indica protocolo en este tipo de cena) de lentejuelas y ‘strass’ en rayas black&white. No he encontrado el diseñador, pero yo creo que tiene la firma de Nina Ricci. Lo mejor del traje: el cuello realizado en tirantes cruzados por la espalda.
La esposa de Felipe VI lo combinó con unas medias negras super finas y los salones negros de charol de Hugo Boss. Puede que compensando un poco la cantidad de joyas que ha lucido durante esta visita de estado de los argentino, ayer volvió a su costumbre de sólo lucir pendientes, esta vez los los pendientes de diamantes negros de  De Grisogono, que ya le hemos visto en muchas ocasiones. Se veían perfectamente gracias a sencillo recogido en forma de moño ladeado. En la mano, aunque sólo se ve en esta foto y mal, la cartera de Burberry. Me hace gracia que doña Letizia decida ponerse un vestido a rayas el día que la Audiencia de Palma decide no enviar a la cárcel a su cuñado, Iñaki Urdangarín, ¿será otro mensaje oculto?.




Hemos terminado por esta semana intensa. Así que os hago la pregunta conclusión: ¿Quién os ha gustado más?.


http://desvistiendo-a-letizia.blogs.diezminutos.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario