Este blog es un hobby sin ánimo de lucro ni publicidad, y obtiene su información de internet, si algo es tuyo y quieres que se modifique o se elimine, mándanos un correo a noticiastwins@hotmail.es

viernes, 17 de febrero de 2017

LAS DOS CONDENAS DE LA INFANTA CRISTINA



La doble condena de la infanta Cristina

Este viernes, la hija de los Reyes eméritos se enfrenta a dos condenas, una física y otra moral. La física es pagar esa multa, la moral va mucho más allá


Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo (Reuters)
La infanta Cristina en una imagen de archivo (Reuters)
Este viernes, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin conocerán su destino. A las 12:00 horas de la mañana, la Audiencia notificará la sentencia del caso Nóos, que determinará la absolución o la condena de los exduques de Palma y las otras 15 personas que compartieron con ellos el banquillo de los acusados. La Fiscalía Anticorrupción pide para Urdangarin una condena de 19 años y 6 meses de prisión, por lo que es bastante probable que el yerno de los Reyes eméritos termine entre rejas. En cambio, su esposa tiene ante sí una situación más favorable: se enfrenta a una multa de 587.413 euros por parte de la Fiscalía, ya que la consideran únicamente responsable a título lucrativo.

Decida lo que decida la Audiencia de Palma, lo que está claro es que la infanta Cristina afronta dos condenas, una física y otra moral. La física será la de pagar esa multa y terminar así su mala relación con la justicia. La moral va más allá y es mucho más dura. Si Iñaki Urdangarin es condenado a prisión, algo más que posible, la hija de Don Juan Carlos y Doña Sofía se enfrentará a una situación muy complicada, mucho más que la que ha estado viviendo hasta ahora. La infanta Cristina deberá continuar con su exilio, pero lo tendrá que hacer completamente sola.

La infanta Cristina y Urdangarin, en la última sesión del juicio del caso Nóos (EFE)
La infanta Cristina y Urdangarin, en la última sesión del juicio del caso Nóos (EFE)
Con cuatro hijos menores de edad y sin su marido al lado para apoyarla, la infanta tiene delante de ella una situación complicada. Si se cumplen las predicciones, Urdangarin cumplirá su condena en alguna cárcel de España, pero la infanta no volverá a nuestro país. Esa opción está totalmente descartada. Si regresara a España, Cristina (así como sus hijos) debería enfrentarse a una gran presión mediática, aparte de tener que lidiar con la etiqueta de 'persona non grata' que llevan ella y su marido desde el día que saltó el escándalo del caso Nóos. Además, Felipe VI nunca aceptaría que Cristina viviera en nuestro país, ya que esto supondría muchos más dolores de cabeza para la casa real y él, junto a Doña Letizia, siempre ha tratado de desvincularse de su hermana y su cuñado.

¿Lisboa o Ginebra?

Como regresar a España es inviable, se especuló que por cuestiones de proximidad la infanta podría dejar Ginebra y mudarse a Lisboa. Así estaría un poco más cerca de su marido durante los años que este pase en prisión y facilitaría los encuentros con él. Sin embargo, parece que a Felipe VI tampoco le hace mucha gracia tener a su hermana en el país vecino y ya ha mostrado su disconformidad.
Con este complejo panorama, la elección más inteligente para Cristina será quedarse en Ginebra, aunque sea sin su marido y acompañada únicamente por Juan, Miguel e Irene, ya que Pablo está estudiando en Estados Unidos. Como hasta ahora, la infanta recibirá en fechas puntuales las visitas familiares de los Urdangarin y también de la Reina Sofía y de la infanta Elena, quienes siempre le han mostrado su apoyo, tanto públicamente como en privado. A pesar de que contará con el soporte de sus parientes, no tendrá al que ha sido su compañero de viaje durante casi 20 años, aquel al que dijo 'sí, quiero' el 4 de octubre de 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario