Este blog es un hobby sin ánimo de lucro ni publicidad, y obtiene su información de internet, si algo es tuyo y quieres que se modifique o se elimine, mándanos un correo a noticiastwins@hotmail.es

jueves, 19 de enero de 2017

LOS PRÍNCIPES LUIS Y TESSY DE LUXEMBURGO ANUNCIAN SU DIVORCIO




Divorcio en Luxemburgo: el príncipe Louis y la princesa Tessy anuncian su separación

La pareja contrajo matrimonio en septiembre de 2006, tras luchar mucho por su relación, y de su unión nacieron dos hijos, los príncipes Gabriel y Noah


Foto: El príncipe Louis y la princesa Tessy en una imagen de archivo (Gtres)
El príncipe Louis y la princesa Tessy en una imagen de archivo (Gtres)
Malas noticias en Luxemburgo. El príncipe Louis y la princesa Tessy han decidido divorciarse. Así lo ha comunicado el Palacio Gran Ducal a través de un escueto comunicado: "Sus Altezas Reales el Gran Duque y la Gran Duquesa anuncian con tristeza que el príncipe Luis y la princesa Tessy han decidido divorciarse. En estas dolorosas circunstancias, piden la comprensión de todos para que respeten la privacidad de la pareja y sus hijos". La pareja contrajo matrimonio en septiembre de 2006, tras luchar mucho por su relación, y de su unión nacieron dos hijos, los príncipes Gabriel y Noah.

Se desconocen los motivos que han llevado a Louis y Tessy a poner fin a su matrimonio. La pareja siempre se había caracterizado por llevar una vida muy discreta en Londres, pero de un tiempo a esta parte la princesa empezó a compartir imágenes de su día a día en su cuenta de Instagram (que este mismo miércoles eliminó). En un principio, Tessy solía colgar fotos familiares de sus hijos y su marido en las que decía lo feliz que era y cuánto los quería. Sin embargo, en estos últimos meses, las imágenes de Louis empezaron a escasear lo que provocó la sorpresa (y la sospecha) de algunos seguidores de la familia ducal. Ahora, ya conocemos el motivo.

Una boda que rompió cánones

Si la boda del príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit de Noruega rompió las barreras del amor y los prejuicios de las monarquías a nivel mundial, la del príncipe Louis de Luxemburgo con Tessy hizo lo propio, pero además acabó con los anticuados cánones del viejo (y en ocasiones rancio) Gotha. El 29 de septiembre del 2006, el tercer hijo de los grandes duques de Luxemburgo y la joven militar Tessy Antony se daban el 'sí, quiero' en la iglesia parroquial de Gilsdorf. Ese no fue un enlace real al uso, pues a la ceremonia asistió su primer hijo, Gabriel, quien había venido al mundo tan solo unos meses antes, concretamente el 12 de marzo.

La de Louis y Tessy fue una historia de amor en la que muy pocos confiaban y ahora sabemos que no ha tenido un final feliz. El príncipe conoció a su ahora exesposa cuando apenas tenía 18 años, mientras ella estaba de misión en Kosovo y él visitaba las tropas como miembro de la Corona. Tessy era una joven de lo más humilde. Su padre era alicatador y su hermana ama de casa. En la adolescencia dejó sus estudios y se unió junto a su hermano gemelo Ronny al Ejército de Luxemburgo. Con mucho trabajo y dedicación, la princesa llegó a convertirse en suboficial del cuerpo Permis Drivers V. Nada más conocerse, Louis y Tessy tuvieron un flechazo y empezaron una secreta relación amorosa.
Aunque intentaron que nadie se enterara de su romance, fue inevitable hacerlo público, sobre todo cuando en junio de 2005 Tessy descubrió que estaba embarazada. La noticia de que el príncipe Louis iba a convertirse en padre sin haber pasado por el altar fue una gran sorpresa para los luxemburgueses, conocidos por su ferviente catolicismo. La pareja tuvo que pasar por momentos muy difíciles, pues la prensa puso en duda los intereses de Tessy para acercarse a su ahora esposo. A pesar de esos contratiempos, tanto la familia de la joven como la familia gran ducal apoyaron por completo a los futuros papás. Así lo contaría años más tarde la propia Tessy: “Mis suegros siempre me apoyaron y la gran duquesa María Teresa se convirtió en una segunda madre para mí”.
Tras el nacimiento de Gabriel, la popularidad de Louis, que había caído en picado, volvió a reflotar, pero no fue suficiente para que no se viera 'obligado' a renunciar a sus derechos sucesorios un mes antes de sus nupcias, aunque mantuvo el título de su alteza real el príncipe Louis de Luxemburgo. El hijo de los grandes duques quiso seguir los pasos de su tío Jean, que también renunció a sus derechos después de tener a su hija fuera del matrimonio. Por su parte, Tessy y el pequeño Gabriel adoptaron el apellido Nassau, pero no recibieron ninguna dignidad real.

Tessy junto a Gabriel y Noah
Tessy junto a Gabriel y Noah
La boda fue descrita por los protagonistas como "un cuento de hadas", aunque Tessy volvió al disparadero por el vestido elegido. La ahora princesa se decantó por un vestido blanco firmado por Pronovias con escote palabra de honor y el pecho bordado en pedrería, algo que no gustó para nada a los miembros del Gotha, pues consideraron que era demasiado "atrevido". Ciertamente, ninguna reina o princesa de Europa se ha casado nunca con un vestido palabra de honor. Sea como fuere, lo cierto es que los novios se veían felices y esa felicidad aumentó cuando un año después, el 27 de septiembre de 2007, vino al mundo su segundo hijo, Noah.
El 23 de julio de 2009, coincidiendo con el Día Nacional de Luxemburgo, el gran duque Enrique le concedió a su nuera Tessy el título de princesa de Luxemburgo, con el tratamiento de Su Alteza Real. Asimismo, dio el título de príncipe de Nassau y el estilo de Alteza Real a su nietos Gabriel y Noah y los posibles hijos futuros de la pareja. Este mismo septiembre, la pareja celebró su décimo aniversario de boda y para conmemorarlo concedió una entrevista en televisión en la que nada hacía presagiar este triste final.

La boda de Louis y Tessy de Luxemburgo
La boda de Louis y Tessy de Luxemburgo
http://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2017-01-18/principe-luis-princesa-tessy-luxemburgo-divorcio_1318399/

No hay comentarios:

Publicar un comentario