Este blog es un hobby sin ánimo de lucro ni publicidad, y obtiene su información de internet, si algo es tuyo y quieres que se modifique o se elimine, mándanos un correo a noticiastwins@hotmail.es

viernes, 12 de junio de 2015

EL REY FELIPE VI REVOCA EL TITULO DE DUQUESA DE PALMA A LA INFANTA CRISTINA




Rey Felipe VI

El Rey revoca el título de Duquesa de Palma a la Infanta Cristina

Día 12/06/2015 - 08.59h

Se trata de una decisión personal, no repentina ni improvisada de Don Felipe, el único con capacidad para conceder o retirar estos honores

El Rey ha decidido retirar a su hermana Doña Cristina el título de Duquesa de Palma de Mallorca, que le había concedido su padre, el Rey Don Juan Carlos, el 26 de septiembre de 1997 con motivo de su enlace matrimonial con Iñaki Urdangarín. La revocación obedece a una decisión personal de Don Felipe, ya que el Rey es la única persona que tiene capacidad para conceder o revocar títulos nobiliarios. Esta decisión, que no es repentina ni improvisada, ha tenido que ser ratificada por el Gobierno en forma de un real decreto que se publica este viernes en el Boletín Oficial del Estado. El Monarca comunicó personalmente a su hermana en la tarde noche de ayer. [Sigue en directo todas novedades sobre esta noticia]
Esta es la primera vez, desde la restauración de la Monarquía, que un Monarca revoca la concesión de un título nobiliario. Ni siquiera se le retiró al duque de Feria, que fue condenado por el Tribunal Supremo por rapto, corrupción de menores y delito contra la salud pública. La retirada del título se produce la víspera de que Doña Cristina cumpla 50 años, fecha que celebrará mañana, sábado.

El debate de los derechos

La revocación del título aviva de nuevo el debate sobre la renuncia de los derechos dinásticos de la Infanta. Hasta ahora, la Casa del Rey siempre ha indicado que ésta es una decisión que le corresponde considerar a la propia Doña Cristina, ya que «a día de hoy» es la única que puede ejercer esa renuncia. Hasta ahora, la renuncia es un acto voluntario, personal e irrevocable.
Varios miembros de su familia han trasladado a Doña Cristina en numerosas ocasiones la conveniencia de renunciar a sus derechos sucesorios, después de que se viera involucrada en el sumario del caso Nóos. Sin embargo, hasta ahora la Infanta no ha querido dar ese paso. Su renuncia sería la primera que se produjera en España tras la entrada en vigor de la Constitución de 1978. Sin embargo, la Carta Magna no establece cuál es el procedimiento a seguir, ya que remite a una ley orgánica, nunca redactada, que debía resolver cualquier duda sobre esta cuestión.
La última renuncia a los derechos dinásticos que se ha producido en España fue la de Don Juan de Borbón, que tuvo lugar en unas circunstancias muy distintas a las actuales. En un gesto de generosidad y patriotismo sin precedentes, el Conde de Barcelona -nieto, hijo y padre de Rey- renunció a sus derechos dinásticos a favor de Don Juan Carlos sin haber llegado a reinar tras 36 años de Jefatura de la Casa Real. Fue en 1977.
Las hermanas de Don Juan Carlos, las Infantas Doña Pilar y Doña Margarita, también renunciaron a sus derechos sucesorios cuando decidieron contraer matrimonio morganático, es decir con personas que no eran miembros de la Familia Real. Doña Pilar se casó con con Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada, que era vizconde de la Torre, hijo del marqués de Deleitosa y nieto del marqués de Cortina, pero no era miembro de ninguna Familia Real. Y Doña Margarita se casó con el médico Carlos Zurita. Ambas renuncias se produjeron en el exilio.
Doña Cristina dejó de ser miembro de la Familia Real el pasado 19 de junio, tras el relevo en la Corona, pero fue apartada de toda actividad institucional en noviembre de 2011, cuando se conocieron las primeras informaciones sobre la implicación de su marido en el caso Nóos, que se estaba instruyendo en el Juzgado de Palma de Mallorca.
Doña Cristina sigue siendo Infanta de España y, de momento, continúa ocupando el sexto lugar en la línea de sucesión a la Corona, por detrás de la Princesa de Asturias, de la Infanta Sofía, de la Infanta Doña Elena y de los dos hijos de ésta, Felipe y Victoria de Marichalar.
Su renuncia no afectaría a sus cuatro hijos -Juan, Pablo, Miguel e Irene-, ya que, según el artículo número 6 del Código Civil, no afecta a los descendientes ya nacidos.
Para hacer efectiva la decisión de Don Felipe, el Boletín Oficial del Estado publicará este viernes un Real Decreto por el cual el Rey revoca el uso del título de Duquesa de Palma de Mallorca en favor de la Infanta Doña Cristina, que le fue conferido mediante el Real Decreto 1502/1997 de 26 de septiembre.
El Rey, que desde el primer momento marcó distancia con su hermana Doña Cristina y con su cuñado Iñaki Urdangarín, ha tomado esta decisión cuando aún no se ha cumplido el primer año de su reinado. La retirada del título se produce después de que la propia ciudad de Mallorca pidiera a la Infanta y a su marido que dejaran de utilizar el título que lleva el nombre de la capital balear. Además, el Ayuntamiento tomó la decisión de retirar la denominación de Duques de Palma a la rambla que habían bautizado en honor del matrimonio.
Desde que estalló el caso Nóos, Don Felipe se alejó de su hermana y de su cuñado y coincidió con ellos en público en contadas ocasiones. La última vez que coincidieron fue el pasado lunes en la Iglesia de los Jerónimos, donde se celebró el funeral por Kardam de Bulgaria, al que asistieron los cuatro Reyes.
El Rey no asistió el pasado mayo en Suiza a la comunión de su sobrina Irene, la hija menor de los Urdangarín. Sin embargo, la Infanta Doña Cristina sí que viajó a Madrid con la niña el pasado 20 de mayo para acudir a la Primera Comunión de la Princesa de Asturias.

Texto del Real Decreto



http://m.abc.es/casa-del-rey/rey-felipe-vi/20150611/abci-revoca-duquesa-palma-infanta-201506112242.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario