viernes, 9 de agosto de 2013

LOS PRÍNCIPES DE ASTURIAS, VACACIONES SEPARADOS, RUMORES DE CRISIS

La extraña separación de los Príncipes desata los rumores de crisis


AA
Antes de tiempo. Así es como ha regresado la princesa de Asturias a Madrid. Después de una visita fugaz a Mallorca y de cumplir estrictamente con su agenda oficial, Letizia viajaba este miércoles a la capital sin la compañía de su marido y las infantas Leonor y Sofía.
Hace justo una semana, la princesa aparecía en Palma de Mallorca junto a la Reina, la infanta Elena, sus sobrinos y sus hijas tras especularse con su paradero. A pesar de que algunas fuentes cercanas a Casa Real aseguraban que Letizia se encontraba en la isla desde hace unos días, el heredero se dejó ver sin la compañía de su esposa en la visita oficial a las zonas afectadas por el incendio en el municipio mallorquín de Andratx el miércoles 31 de julio y en las jornadas de las regatas de vela de la Copa del Rey.
Precisamente en la entrega de los premios de la Copa del Rey sorprendió la ausencia de la princesa, que él mismo justificó asegurando que “alguien se tenía que quedar con las niñas”. Desde este momento, las dudas sobre la relación entre los Príncipes de Asturias han comenzado a dispararse, sin embargo, lo que esta vez sorprende es que incluso la prensa más cerca a la Familia Real habla, por primera vez, de crisis.
El Príncipe, solo durante la entrega de premios de la Copa del Rey
Realidad o no, lo que es cierto es que Felipe continua asumiendo sus responsabilidades independientemente de lo que quiera hacer su mujer y siguiendo unas directrices que, desde pequeño, le han sido enseñadas. En un segundo plano quedaría entonces la abierta declaración de Letizia sobre sus viajes a Mallorca, donde aseguraba que, para ella, no son vacaciones, sino simplemente un trámite laboral, mostrando abiertamente su desdén por la isla.
Tal es la libertad con la actúa el Príncipe que el mismo día que acudía en compañía de su madre y su hermana a Elena a agradecer a los efectivos y voluntarios la extinción del fuego en Andratx, abandonó Marivent a media noche para reunirse con sus amigos y tomar unas copas en el restaurante La Greppia, un local situado frente al palacio, y sin la compañía de su esposa. Sin embargo, esta no es la primera ocasión en la que disfruta en solitario de la noche de la isla. El pasado 19 de julio, tal y como adelantó este portal, el heredero se desplazó a Mallorca para acompañar a Mariano Rajoy a la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea. Esa misma noche, Felipe no regresó a Madrid, sino que se reunió con varios amigos para cenar en Mimo’s, uno de los sitios emblemáticos de Palma. Después, decidió tomarse unas copas en el Café Amarre hasta bien entrada noche. Eso sí, de nuevo sin la princesa Letizia.
Durante su estancia en Mallorca, Felipe salió en dos ocasiones con sus amigos de copas sin LetiziaA pesar de que el Rey y las infantas Leonor y Sofía abandonan la isla este viernes, el príncipe no les acompañará ya que ha decidido quedarse algunos días junto a su madre. Eso sí, no se sabe hasta cuando ya el próximo día 13 deberá viajar a Paraguay para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente, Horacio Cartes.
Princesa de lunes a viernes
Desde hace un tiempo, Letizia ha reclamado a los miembros de la Casa Real una parcela de privacidad que le permita hacer sus propios planes al margen de la agenda oficial. Por este motivo, la mujer del heredero se ha negado en rotundo a trabajar los fines de semana, aunque, quizá haga alguna excepción –como ha hecho en su viaje a Mallorca que, dicen, fue obligada por el Rey-.
Esta petición de la princesa se hizo palpable por primera vez en la boda de Magdalena de Suecia y Chris O’Neill el pasado mes de junio, negándose a asistir al estar programado para el fin de semana. Dicha petición dejó a la monarquía española sin representación en Estocolmo, hecho que, esta vez, no se atiene a los planes de economizar por parte de la Casa Real.
¿Amar en tiempos revueltos?
No sólo las escapadas del príncipe hacen saltar las alarmas. Las de la princesa -a Portugal, Miami, Londres y varias cenas y conciertos- pusieron en alerta a los paparazzis que, tras unas fotografías publicadas por la revista ¡Hola! en febrero de los Príncipes paseando abrazos y conversando de madrugada por Madrid, quedaron sorprendidos ya que las informaciones que ellos manejaban no tenían nada que ver con esa portada.
De hecho, y a pesar de que muchos se han atrevido en ver en estas salidas y viajes de la princesa un distanciamiento de la pareja, otros aseguran que esas instantáneas eran un pactado con la revista para acallar unos rumores que volvieron a aflorar un mes después.
“La familia de Letizia habla de la que la situación de la pareja es difícil”, aseguraba el periodista Antonio Montero. “La pareja ha protagonizado sonados desencuentros, incluso en lugares públicos y en reuniones con amigos”, sentenciaba. Aún así, la imagen que dan los Príncipes de Asturias es de una normalidad que a veces chirría. En la boda de Telma Ortiz, celebrada el pasado 11 de mayo en Navarra, la pareja ya dio muestras de que su idílica relación no era tal al no sentarse en la misma mesa. Incluso, Letizia se enfadó cuando se acabó el vodka durante la celebración, remata Montero.

http://www.vanitatis.com/casas-reales/2013-08-09/la-extrana-separacion-de-los-principes-desata-los-rumores-de-crisis_16749/

El ‘Programa del verano’ ha contactado con Mariángel Álcazar, experta en la Casa Real, para preguntarle sobre las idas y venidas de los Príncipes de Asturias en los últimos días. Y esto es lo que la periodista ha contestado: “Puede ser o todo o nada. Cuando digo todo quiero decir que estos últimos acontecimientos responden a una crisis interna del matrimonio que aconseja que Letizia regrese sola a Madrid. E stá claro que el hecho de que la Princesa de Asturias no esté aquí tranquilamente con su marido y sus hijas quiere decir que existe un problema. Este problema puede ser gordísimo, o puede no ser nada”.

La colaboradora cree también que la ausencia de Letizia en Mallorca puede deberse también a un problema personal de la misma. “Puede ser que la Princesa haya decidido volver a Madrid por cualquier otra circunstancia personal. No sé si el problema será interno en el matrimonio o de su actuación de cara a la corona. Puede que, como en cualquier otro matrimonio, ella necesite espacio y unos días para estar sola”.

Lo que ha valorado la experta en la Casa Real es la transparencia con la que se está tratando esta anomalía. Y también ha reconocido que no ha podido hablar con la Princesa: "La he visto dos veces pero no he tenido ocasión de hablar con ella".
 
TELECINCO.ES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada